Don’t _miss

STEM Women Congress 2021

10 y 11 de NOVIEMBRE 2021

ONLINE y PRESENCIAL (espacio por determinar)

<We_can_help/>

What are you looking for?

“Vivimos actualmente una época de transformación en la que las mujeres estamos ganando terreno en muchos ámbitos.”

Silvina Catuara ha dedicado más de una década de su vida a la investigación académica, comunicación científica, organización sin ánimo de lucro, industria farmacéutica y desarrollo de productos de salud digital en entornos internacionales: España, Reino Unido, Estados Unidos y Bélgica. En el campo de la neurociencia ha trabajo en genética, biología molecular entre otros y en ensayos clínicos de trastornos neurodegenerativos y del desarrollo. Durante los últimos años ha dedicado su trabajo a la estrategia de proyectos de I+D aplicados a la industria de la salud digital centrados en la prevención y gestión de enfermedades psiquiátricas y trastornos de salud mental. Además, proporciona información para los enfoques de Desarrollo de Negocios y Comercialización de las tecnologías de salud digital.

Las chicas representan sólo el 35% del alumnado matriculado en los estudios de las áreas relacionadas con STEM. ¿Qué es lo que está fallando? 

La brecha de género comienza en etapas mucho más tempranas que la que queda evidenciada por las cifras de matriculaciones universitarias. Diría que comienza casi a partir del nacimiento. A medida que las niñas van recibiendo información del entorno sobre su rol en el mundo, cargado de estereotipos y expectativas de género, presentes en su cultura, ellas irán construyendo su identidad e irán desarrollando sus intereses que influyen a largo plazo en su vocación profesional.  

De hecho, un estudio publicado en la revista Science (Bian 2017) demostró que tan pronto como a los 6 años las niñas ya son reticentes a pensar que los miembros de su género son “verdaderamente inteligentes” y comienzan a evitar las actividades que se consideran para niño/as “verdaderamente inteligentes”. Paradójicamente, a esa edad las niñas tienden a obtener mejores calificaciones escolares que los niños y sin embargo, sus creencias sobre su brillantez o inteligencia no está fundada en los logros que obtienen en el colegio. 

Estos hallazgos sugieren que las nociones culturales de que la brillantez es una cualidad masculina se adquieren temprano y tienen un efecto en los intereses de los niños. En este sentido, lo que falla es la perpetuación de estereotipos sociales específicamente respecto a las carreras a las que pueden dedicarse las mujeres. Por eso es tan importante el trabajo que se está haciendo actualmente para crear referentes y role models para las niñas.  

El hecho de que las niñas desarrollen actividades relacionadas con la programación o las capacidades visual-espaciales sería beneficioso tanto para ellas mismas como para sus compañeros niños, quienes al verlas podrían reconfigurar esas creencias de género infundadas.” 

¿Crees que las actividades extraescolares podrían interferir en propiciar este cambio hacia la igualdad? 

Las actividades extraescolares pueden utilizarse para perpetuar las desigualdades en caso de que únicamente se fomente que las niñas desarrollen aquellas actividades históricamente más asociadas a las niñas como ballet, gimnasia artística, etc. 

Por otro lado, las actividades extraescolares pueden servir justamente para que se produzca el cambio de mentalidad en caso de que implícita y explícitamente se fomente que tanto los niños como las niñas puedan probar actividades independientemente de su género y el género históricamente asociado a las mismas.   

El hecho de que las niñas desarrollen actividades relacionadas con la programación o las capacidades visual-espaciales sería beneficioso tanto para ellas mismas como para sus compañeros niños, quienes al verlas podrían reconfigurar esas creencias de género infundadas.  

Sabemos que hay mucho estudio detrás, pero ¿Cuál dirías que es la diferencia más significativa entre géneros en el campo de la salud y la enfermedad?  

Las diferencias asociadas al sexo y al género en salud son diversas y abarcan desde la susceptibilidad al desarrollo de enfermedades, los síntomas que se manifiestan, la severidad y la eficacia de los fármacos que se prescriben para tratarlas. Un área donde las diferencias son más acusadas es la de las enfermedades neurológicas y los trastornos de la salud mental.  

Concretamente, por ejemplo, los hombres y las mujeres con enfermedad de Alzheimer presentan diferentes síntomas psiquiátricos, y las mujeres muestran un deterioro cognitivo más rápido después del diagnóstico de deterioro cognitivo leve o demencia (Ferretti 2018). 

Además, las mujeres también tienen aproximadamente el doble de probabilidades que los hombres de desarrollar depresión durante su vida (Kuehner 2017). 

Son muchas las áreas clínicas en las que existen diferencias de sexo y género incluyendo las enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades autoinmunes, así como procesos fisiológicos como el envejecimiento cerebral y la sensibilidad al dolor.  

Todavía queda mucho trabajo que hacer hasta que realmente entendamos a fondo a qué se deben estas diferencias y podamos desarrollar herramientas diagnósticas e intervenciones terapéuticas que consideren estas diferencias para optimizar la salud de cada persona. 

¿Has tenido que superar algún obstáculo para llegar dónde estás en tu carrera? ¿Cuál? 

Fuera de algunos pocos comentarios desafortunados que he recibido en el ámbito profesional debido a ser mujer, creo que en general los obstáculos más fuertes con los que me he encontrado han sido implícitos.  Me refiero a obstáculos que están relacionados con la forma en la que las expectativas y los roles definen las dinámicas de poder e influyen tanto en el comportamiento de los demás hacia mí como en mi propia confianza y mi conducta. 

Cuando dijiste a tu entorno que querías dedicarte a un sector que normalmente siempre ha sido de hombre, ¿cómo reaccionaron? 

A decir verdad, nunca anuncié a mi entorno que me dedicaría a un sector de hombres. Muchas veces me he visto en situaciones en las que interactúo con grupos de hombres y soy la única mujer, pero explícitamente siempre he recibido mensajes alentadores.    

¿Según tu experiencia en el mundo start-ups, crees que el sector femenino se está aventurando a emprender?  

Absolutamente, en mi experiencia personal no es del todo representativa porque me muevo en sectores muy FemTech friendly, pero yo cada vez veo más mujeres con buenas ideas y convencidas de desarrollarlas en sus start-ups.  

Sin embargo, las cifras respecto al ratio entre hombres y mujeres son apabullantes y los hombres llevan la delantera tanto en número de fundadores de empresas como de empresas como en responsables de decisiones respecto a la inversión. 

Es por eso que es tan importante que se hagan iniciativas públicas y privadas que faciliten la incorporación de mujeres en estos sectores tan importantes para el desarrollo y fomento de la innovación.  

Para las estudiantes y las generaciones más jóvenes, estos referentes femeninos son fundamentales para que se identifiquen, se inspiren y en definitiva construyan ideas de futuros posibles para sí mismas.”

¿Qué peso crees que tiene la inclusión y mención de mujeres STEM referentes para las estudiantes? 

Creo que la visibilización de mujeres STEM es sin duda muy positiva para toda la sociedad porque ayuda a hacer un cambio en la mentalidad de la gente y a transformar la manera en la que los hombres y las mujeres (y todos los colectivos del espectro de género) nos vemos a nosotros mismos.  

Iniciativas como No more matildas tienen un gran impacto en este cambio de mentalidad en la sociedad, que será gradual y progresivo, no de la noche a la mañana.  

Para las estudiantes y las generaciones más jóvenes, estos referentes femeninos son fundamentales para que se identifiquen, se inspiren y en definitiva construyan ideas de futuros posibles para sí mismas. Estas ideas son tremendamente potentes porque pueden ser la chispa que encienda la llama de la motivación para empezar una carrera y una vida dedicada a las disciplinas STEM.

¿Cuál crees que será la tendencia en un futuro en relación a la mujer en las carreras STEM? 

Vivimos actualmente una época de transformación en la que las mujeres estamos ganando terreno en muchos ámbitos. Ha habido varios hitos históricos que nos han ido permitiendo desvincularnos de las cuestiones tradicionalmente asociadas a la feminidad.  

Afortunadamente la tendencia actual es la de hacer esfuerzos públicos y privados para incrementar la inclusión de las mujeres en carreras STEM, no solo para “hacerle un favor a las mujeres” sino porque se ha demostrado que la incorporación de mujeres en estos ámbitos es beneficioso porque  aumenta la productividad.  

Yo estoy convencida de que el futuro tendrá más igualdad de género en las disciplinas y el mercado de trabajo STEM.  

¿Qué consejo darías a las mujeres que se inician en el sector? 

Que busquen aquellas áreas de las disciplinas STEM que las apasionen, sean perseverantes y resilientes, que prueben muchas cosas, confíen en sí mismas, busquen mentores/as, generen comunidades de colaboración y sobre todas las cosas que disfruten mucho del recorrido.   

Share This