Don’t _miss

STEM Women Congress 2021

10 y 11 de NOVIEMBRE 2021

ONLINE y PRESENCIAL (espacio por determinar)

<We_can_help/>

What are you looking for?

“Es importante tener referentes, para normalizar el hecho que el ser informática o ingeniera no tiene nada que ver con ser hombre o mujer.”

Alicia Ollé es licenciada en Ingeniería Técnica, especializada en Sistemas de Telecomunicaciones por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Posteriormente cursó un máster en Telemática en la misma UPC. Años después obtuvo un máster en e-business por la institución La Salle BCN, perteneciente a la Universitat Ramón Llul (URL). Actualmente es la directora de Operaciones de Cliente de la empresa Parlem Telecom, una operadora de servicios de telecomunicaciones con enfoque al cliente, cuya sede central se encuentra en Barcelona. 

Las chicas representan sólo el 35% del alumnado matriculado en los estudios de las áreas relacionadas con STEM. ¿Qué es lo que está fallando? 

Aún existen demasiados estereotipos y pocos referentes femeninos en estas áreas. Tanto en los libros de texto, como en los medios, los referentes son mayoritariamente masculinos. Es necesario aproximar estas áreas desde puntos de vista que motiven el interés de las mujeres y de las niñas. 

No puede ser que lo que desmotive a una chica a realizar estudios STEM sea que la mayoría de las personas que escogen estos estudios sean hombres. Es necesario normalizar la situación. 

¿Crees que las actividades extraescolares podrían interferir en propiciar este cambio hacia la igualdad? 

Totalmente. Pero no deben ser sólo las extraescolares las que propicien el cambio, ya que son opcionales. Deben incluirse actividades, charlas y talleres en el ámbito escolar. 

“En la universidad nunca me planteé que lo que estaba estudiando fuera sólo para hombres.

¿Has tenido que superar algún obstáculo para llegar dónde estás en tu carrera? ¿Cuál? 

Ninguno que tenga que ver con el hecho de ser mujer. En la universidad nunca me planteé que lo que estaba estudiando fuera sólo para hombres. Sí observaba que había una amplia mayoría masculina, pero nunca pensé que estuviera en el sitio equivocado. Y puede que fuera así porque fue mi familia la que me propuso que estudiara una ingeniería. Durante el proceso de decisión, el hecho que fueran estudios dónde la mayoría eran hombres, no fue un peso a poner en la balanza. Por otro lado, han sido mis propios jefes los que, ya en el ámbito laboral, me han ido proponiendo nuevos retos. 

Cuando dijiste a tu entorno que querías dedicarte a un sector que normalmente siempre ha sido de hombre, ¿cómo reaccionaron? 

Como comentaba, fue mi familia la que me propuso realizar este tipo de estudios y mi círculo de amistades nunca me hizo ningún comentario con el objetivo de disuadirme de ello, al contrario. Me interesaban muchas áreas, tanto científicas como tecnológicas, incluso otras muy distintas como el teatro, la arqueología, el periodismo…  Sólo tenía claro lo que no quería hacer. He de decir que, si bien hay médicos y arquitectos en la familia, yo soy el primer/a ingeniero/a… podían haberme empujado a seguir la tradición familiar, pero pensaron que las telecomunicaciones podían ser un campo en el que yo podría disfrutar. 

¿Qué peso crees que tiene la inclusión y mención de mujeres STEM referentes para las estudiantes? 

Hay niñas que no cuentan con el apoyo familiar que yo tuve, y que incluso sintiendo vocación por cierto tipo de estudios, son sus familias las que intentan hacerles cambiar de opinión basándose en estereotipos. En otros casos no se lo plantean porque no conocen salidas profesionales atractivas para ellas que pasan por realizar estudios en áreas STEM. Para estas niñas es importante tener referentes, para normalizar el hecho que el ser informática o ingeniera no tiene nada que ver con ser hombre o mujer. Aquí es dónde creo que los referentes son un puntal. 

Creo que en la medida en que seamos capaces de proporcionarles referentes y mostrarles cómo los estudios científico-técnicos revierten en la sociedad, un mayor número de mujeres desarrollará carreras STEM en esta línea.

¿Cuál crees que será la tendencia en un futuro en relación a la mujer en las carreras STEM? 

A una amplia mayoría de mujeres nos motiva todo aquello que revierte en una mejora para las personas o la sociedad. Creo que en la medida en que seamos capaces de proporcionarles referentes y mostrarles cómo los estudios científico-técnicos revierten en la sociedad, un mayor número de mujeres desarrollará carreras STEM en esta línea. 

¿Qué consejo darías a las mujeres que se inician en el sector? 

Que no sean ellas las que se limiten, las que digan que no pueden. Que el hecho de ser la primera mujer en ocupar una posición concreta en la empresa no les haga sentirse inseguras. Si ocupan esa posición es porque eran el mejor candidato con independencia del género.  Que lideren en femenino, es una forma distinta de liderar que aporta un gran valor. Y que no se rindan, que si en algún momento dudan, acudan a otra mujer de su ámbito o sector. Estoy segura de que encontrarán la ayuda y apoyo necesarios. 

Share This