Don’t _miss

STEM Women Congress

 

Create opportunities through science. This initiative is driven by STEM STARS.

Couldn't connect with Twitter
<We_can_help/>

What are you looking for?

“No podemos dejar de lado al 50% de la sociedad que somos las mujeres, ya que nuestras habilidades y visión son imprescindibles para no crear productos sesgados”

Vanessa Estorach. Digital Marketing Director for Channels & Platforms, Strategist, Co-founder of Women in Mobile

Vanessa Estorach es emprendedora y enamorada de la tecnología. Ha liderado la transformación digital y móvil de entidades tan conocidas como Naturgy o Emagister. Además de ser consultora en Estrategias Digitales y especialista en tecnologías móviles, es cofundadora de la iniciativa Women in Mobile, que pretender dar visibilidad a las mujeres en la tecnología.

“En tecnología trabajamos un 30% de mujeres y solo hay un 9% de mujeres en roles de liderazgo.”

¿Cómo crees que ha evolucionado el sector STEM en los últimos años? ¿Se ha percibido de esta forma en la sociedad?

Creo que nos hemos dado cuenta de como está incrementando la necesidad de perfiles tecnológicos y de cómo cambiarán las profesiones en un futuro. Es por esta razón que no podemos dejar de lado al 50% de la sociedad que somos las mujeres, ya que, para crear la nueva tecnología, nuestras habilidades y visión son imprescindibles para no crear productos sesgados.

¿A qué crees que se debe la diferencia entre el número de mujeres y hombres ejecutivos?

En tecnología, que es el sector que yo conozco más, trabajamos un 30% de mujeres y solo hay un 9% de mujeres en roles de liderazgo. Según el último estudio que ha publicado Lean In, el “broken rung” o primer escalón es una de las primeras causas (más que el techo de cristal). Se refiere al primer paso que damos para alcanzar una posición de mánager. Como resultado, hay menos mujeres que van subiendo los siguientes escalones de la “jerarquía” corporativa.

En algunos sectores, conceptos como el techo de cristal o la brecha salarial son muy evidentes, ¿crees que en el área de la tecnología y de los negocios también es así? 

Sí, por supuesto. Es un sector con grandes oportunidades y, en teoría, más moderno, pero al ser un sector muy masculino se siguen encontrando estos conceptos.

¿Qué desigualdades o discriminaciones piensas que afectan al desarrollo tecnológico?

Además de la brecha de género, hay otro sesgo, el racial. Ambos son malos y a la hora de crear productos tecnológicos, tenemos que ser conscientes, especialmente aquellos relacionados con la Inteligencia Artificial (IA), que aprenden de los datos que ya hemos generado.

Hay que tener en cuenta el factor diversidad, ya que aporta riqueza a las empresas y, consecuentemente, a la contribución que éstas hacen a la sociedad.

Además, el lenguaje también es muy importante. Está estudiado que, depende de cómo redactemos una oferta, se apuntan más o menos mujeres.

“La infancia nos marca y es a partir de cuando nos van influyendo los estereotipos”

¿Cuál crees que es una buena forma de fomentar que las niñas y las mujeres se interesen por estudios STEM?

Regálales productos tecnológicos o de robótica igual que lo harías a los niños. Apúntales a talleres de programación. No te frenes ya que la infancia nos marca y es a partir de cuando nos van influyendo los estereotipos.

¿Qué obstáculos tuviste que superar para llegar dónde estás actualmente? ¿Crees que fue más difícil por el hecho de ser mujer?

Empecé a trabajar como consultora en un sector en el que nadie me conocía y con muy pocos contactos. Poco a poco me fui especializando en el sector móvil y vi que allí había mercado y muchas oportunidades, ya que en España no se hablaba del tema mientras que en los Estados Unidos era todo un boom. A partir de aquí, la tecnología nunca para y yo tampoco de aprender.

En cuanto a obstáculos, no fui consciente de que me había encontrado algunos hasta hace bien poco, una vez ya pasaron. Y es que nos pasa mucho: la inconsciencia nos lo hace ver como algo normal. 

¿Cómo consigues conciliar la vida familiar con tu trabajo?

Tanto en el trabajo como en casa tengo equipos fenomenales y sin ellos no podría avanzar. Creo que es imprescindible tener una buena pareja para que te apoye y te dé alas cuando las necesitas. Y en el trabajo es muy importante la flexibilidad y la posibilidad de trabajar en remoto. Leí un artículo que dice que en España somos de los que menos trabajamos remotamente y es una lástima. 

“La tecnología nunca para y yo tampoco de aprender”

¿Qué consejo darías a las mujeres que se inician en el sector?

Que son tan válidas para estar aquí como cualquier otra persona. Solo necesitan una cosa: tener ganas de aprender. 

¿Qué proyectos tienes? 

Un cambio profesional. Me apetece mucho involucrarme en un equipo y ayudar a crear o hacer crecer el proyecto que tengamos entre manos.

¿De dónde surge la idea de crear Women in Mobile? ¿Cómo ha evolucionado desde su creación?

WiM surge de la necesidad: íbamos a conferencias y (casi) no había mujeres ponentes y había pocas asistentes. Hace seis años, en el Mobile World Congress, la mayoría de las eran azafatas. La situación pedía a gritos que hiciéramos algo. Empezamos con un evento durante la semana del MWC y de allí nos dimos cuenta de que había la necesidad de crear una comunidad. Desde entonces, han pasado casi seis años en los que hemos trabajado para dar visibilidad a la mujer en tecnología.  Para este 2020 hay un cambio de estrategia (siempre en nuestra línea) y algún que otro cambio, de los que os podré hablar en unos meses.

Share This